Archivos para la categoría: torres de vigía y defensa

>

DOMINGO 20 DE SEPTIEMBRE, 09:00 HORAS,
EN LA PLAZA DE ESPAÑA DE SANT JOAN D’ALACANT

Como todos los años, la Asociación Cultural LLOIXA de Sant Joan d’Alacant, organiza su tradicional Paseo por la Huerta. Este año hemos decidido realizar una primera Ruta de las Torres que recorrerá los caminos históricos de la Huerta.

Contemplaremos y explicaremos la historia de estas fortificaciones. Tras pararnos en las torres de la Cadena, Conde y las ruinas de la de Fabián visitaremos el interior de quizá una de las mejor conservadas. La Torre de las Rejas. Tras la visita tendrá lugar el almuerzo “de sobaquillo”

A continuación tenéis un resumen de la historia de estas torres:

Torre de las Rejas. Siglo XVI

Las Torres de la Huerta son un conjunto de baluartes defensivos únicos, por su cantidad, en la costa del Mediterráneo. Fueron levantados entre los siglos XVI y XVIII para defenderse de los ataques de los piratas berberiscos y servir de refugio durante dichas invasiones.

Estas torres se encuentran diseminadas por los términos de Alicante, Sant Joan d’Alacant y Mutxamel, si bien existen o existieron algunas fortificaciones análogas en El Campello o en las proximidades de San Vicente del Raspeig.

Su tipología es muy similar, aunque fue variando ligeramente con el paso de los años. Las más antiguas, de finales del siglo XV o principios del XVI son prismáticas y realizadas en mampostería como la desaparecida Torre de Fabián o la de Ansaldo. Posteriormente se perfeccionó la técnica constructiva y se les incorporó un talud en la base siendo su fábrica de sillería tal y como vemos en la Torre Salafranca que visitamos el año pasado. Las torres de Rejas y de Conde que visitaremos corresponden con esta segunda época.

En la última época las torres ganaron en solidez y elegancia. La fábrica sigue siendo de sillería pero se distinguen fácilmente por el plinto de su base que viene a sustituir al talud. Dentro de esta última categoría se encuentra la Torre de la Cadena la cual tendremos la posibilidad de contemplar en este paseo.

La entrada a la torre se realizaba por el primer piso, estando la planta baja o bien macizada para evitar la realización de butrones o bien albergaba un aljibe del que podían abastecerse los moradores mientras durara el ataque de los piratas. La iluminación interior se realizaba por pequeños ventanucos siendo los balcones y ventanas que hoy observamos modificaciones de siglos posteriores. Las diferentes plantas se comunicaban a través de una escalera de caracol. La defensa consistía en un recio portón de madera forrado de chapa para evitar incencios, aspilleras para disparar armas y matacanes (balcones) para proteger la entrada mediante lanzamiento de piedras o líquidos ardientes.

A continuación un poemilla sobre la ruta que haremos el domingo, escrita por el Cronista de la Villa D. Isidro Buades Ripoll
Després de l’acte acabat
davant de l’Ajuntament,
mon anirem per avall
caminant tranquilament

Pel costat de l’hospital
després haurem de passar
i sent dia tan especial
ningú necessita entrar.

Anirem pel camí vell
que hara està quitranat
junt a l’arc de Nicolau
que sempre el tenen tancat.

I al d’Ibarra que està a prop
al costaet del camí,
també pararem allí
i descansarem un poc.

I al de Reixes estarem
que és una hisenda important,
i que ara la veurem
convertida en restaurant.

Si hi ha temps, a veure la torre,
del de Conde passarem.
I ja que anem caminant
“aspirant bona oloreta”,
anirem una miqueta
al solar del de Fabian.

I si no és fa massa tard
fins al de Plàcia anirem,
des d’on mon tornarem
cansats a casa a dinar.

Este és el passeig de hui
amb il.lusió projectat
que ara anem a començar,
així que, au! cap avant!
Tot el món a caminar

ASOCIACIÓN CULTURAL LLOIXA 1981-2009
(ahora también en Facebook)

>

Hace algun tiempo descubrí un programa de google para recrear edificios en 3-D, y como la curiosidad me podía, me puse manos a la obra para recrear algunas de las torres de la huerta y asi matar el tiempo libre. No es sencillo, primero hay que reconocer el edificio para tomar las proporciones aproximadas y ubicar los huecos de las fachadas, despues, mucha paciencia y a tirar lineas. El resultado, lo podeis ver en estas capturas, que reflejan fielmente como son los edificios tratados.

Fue divertido jugar a ser arquitecto por un rato, quiza no estaria de mas recrear todos los edificios historicos susceptibles de ser arrasados por la piqueta. Ya sabemos como se las gastan en Alicante.
LA TORRE SARRIÓ

En una ocasión pude asomarme al interior de la casa anexa, cerrada habitualmente y asi recrear el interior con su arco de silleria en la entrada.

Los huecos de las ventanas y los salientes de los diferentes modulos de la casa recrean fielmente la realidad.



LA TORRE DE SANTA FAZ

Al igual que en Sarrió, los huecos y troneras de la torre corresponden con la original, en este caso (y antes de la aparicion de los Windows live maps) fué dificil observar las caras ocultas debido a la exclusividad del recinto del convento.



LA TORRE FERRER
Quiza sea la mas sencilla, la mas abandonada, la mas acorralada, no podia dejar pasar la oportunidad de volverla a ver con su casa, imaginarla rodeada de un jardín, altiva y no rodeada de edificios como si de un transformador de luz se tratase.

ACTUALIZADO CON EL ENLACE DE LA TORRE SARRIO EN GOOGLE EARTH (Pincha el enlace y abrir con Google Earth)

>

Desde la Torre de la Horadada por el sur a El Palmar en Denia por el norte, la provincia de Alicante tuvo 37 torres de vigía y defensa. Quince se han perdido para siempre. Del resto, unas se conservan en buen estado, otras están deterioradas y de seis sólo queda su base.

Estas torres de vigía y defensa se empezaron a construir desde época del Imperio Romano en las costas de sus dominios, en las costas de la Península Ibérica. Es durante la Baja Edad Media cuando se construyen la mayor parte de estas torres. En el siglo XVI el rey Felipe II refuerza la defensa de toda la costa mediterránea de España con castillos y torres vigía. Para otear el horizonte del mar y avisar de ataques enemigos y de piratas a las poblaciones de la costa levantina. Suelen estar a una ó dos leguas unas de otras.

Imitando a Pomponio Mela, la costa Mediterránea se dividió en dos senos (también denominado ancón: nudo de codo ó recodo donde se unen dos montes). Separa estos dos senos el Cabo de San Martín. El seno ilicitano (denominado así por el puerto de Illice) se extendía desde el Cabo de San Martín (Jávea) hasta el de Palos (Cartagena). El seno sucronense (nombre tomado por el río Sucrón ó Júcar) llegaba hasta Cataluña. Los dos senos lo formaban nueve partidos, según descripción de Escolano y Perales en su “Décadas de la Historia”. El tercer partido es el que correspondía a Alicante a partir de la torre vigía de Agua Amarga (ya no existe) a una legua del castillo de Alicante. Desde este a otra legua, la torre del Cabo de Alcobra (actual Faro de la Huerta). De aquí a una legua muy grande la torre de La Isleta. De esta a la del río Aguas y Peñas Blancas, a media legua. De la torre del río de Aguas está a una legua la del Giraley, también llamada Charco. Aquí se acaba el partido de Alicante y comienza el de Villajoyosa.

La Isleta ( La Illeta ) es la torre vigía y de defensa situada en el término municipal de El Campello. Importante torre por su diámetro, estuvo ocupada por dos soldados de a pié y dos a caballo y un cañón de a cuatro. Está cimentada con sillares. De la base, un pequeño talud. De este parte el muro formado por sillarejo. A un tercio de su remate tiene cenefa. A partir de esta, la construcción de la torre sigue verticalmente hasta las ménsulas que rodean toda la obra. Para alcanzar la puerta de acceso tiene una escalera metálica que se añadió después de la restauración que se hizo de la torre hace algunos años. A sus pies, el puerto deportivo de esta localidad. Desde ella se divisa la bahía de Alicante hasta el Cabo La Huerta, hoy edificios de apartamentos, por el sur. La costa de Villajoyosa y Benidorm, por el norte. Y el inmenso mar.
Paskki
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.