>

Recientemente, uno de los lectores que nos honran con su presencia en esta página, nos sugería que hiciéramos un artículo sobre determinado barrio (creo recordar que era San Gabriel) y nuestro “master” Juanjo, le contestó que sobre todo nos faltaba documentación y fotos para hacer todo lo que queríamos.
Pues bien, en este caso también pasa lo mismo: no he encontrado prácticamente nada sobre el Barrio Obrero, ni sobre su fundación. Sé que es un barrio compuesto por cuatro manzanas de casas de planta baja, con un jardín y patio posterior, decoración austera de fachadas con aleros de vigas de madera y “socarrats”.
Su eje principal es la calle de María Auxiliadora y paralelo es el Camí de la Creu de Pedra, tanto por él, como por el camino del Fondo de Roenes se accedía al barrio, que también tenía comunicación directa con la carretera de Valencia.
Se supone, por el tipo de edificación y su tipología, que se edificó al final de los años 20 , seguramente para alguna cooperativa acogida a la legislación de Casas Baratas y sobre una parcela apoyada en el citado Camí de la Creu de Pedra y alentada por la existencia del tranvía de la huerta que iba a Sant Joan y Mutxamel (línea 4), que lo comunicaba eficazmente con el resto de la ciudad…
Yo cuando conocí el barrio, a finales de los años 60, no era precisamente una maravilla, las calles estaban sin pavimentar, había casas sin agua corriente (todas tenían aljibe) y el alumbrado público, consistía en los típicos palos en las equinas con una mísera bombilla que apenas alumbraba.

Camí de la Creu de Pedra.


En estas dos fotos aéreas, se observa la evolución de la zona:

En la de 1945, aún no existen los Jesuitas, el Pla es un barrio en formación, únicamente están el Hospital Provincial (actual MARQ) y el Perpetuo Socorro y algunas casas aisladas, posiblemente las de los Portuarios entre las calles San
Ignacio de Loyola e Ingeniero Canales.
En la de 1958 ya existe el colegio de los Jesuitas, la plaza Manila y las casas de la Constructora Benéfica de la Caja de Ahorros del Sureste de España así como los bloques que hay junto al Perpetuo Socorro. La cerámica de La Goteta (actualmente el edificio Montreal -Pirámide-) y el nuevo vecino del barrio (hoy a punto de desaparecer), la gasolinera Sandoval. Se distinguen perfectamente los caminos de la Creu de Pedra, el Fondo Roenes y el de la Constantina (hoy desaparecido y que coincide prácticamente con la C/León de Nicaragua).
Pero el tiempo pasó y de ser prácticamente una isla de casas en medio de una zona semi-rural, pasó a convertirse en una especie de lugar privilegiado, de casas unifamiliares con fachadas restauradas y limpias, sobre parcelas de unos 300 m2, las calles fueron pavimentadas e iluminadas, el alcalde Luna inauguró un parquecito (ahora reducido a la mitad por las obras del tranvía) en el extremo sur del barrio, muy bien comunicado por varias líneas de autobuses y con un entorno prácticamente urbanizado, con abundantes arboledas y sin embargo con un silencio paradisíaco. Un lujo (sobre todo por los altos precios que alcanzan esas casas).

Varios aspectos del barrio, hoy en día.

Obras del tranvía.
Calificación prevista en el futuro P.G.O.U.