>

Feliz Navidad… y en el 2009 continuamos a su servicio

La Navidad nos embarga, nunca mejor dicho, de sentimientos. 
Con mayor o menor agrado estos días nos dedicamos a felicitarnos mutuamente, hacer recuento de los días pasados y enunciar propósitos para el año viniente.
Un afiche indispensable en estas fechas es la felicitación de Navidad, un artilugio que ha ido transitando desde la tarjeta de cartón al email virtual, eso sí, dando lugar a un compendio de gran riqueza y variedad,… ¡que no todo son angelotes y nacimientos!.
Luis Carandell, periodista, escritor y cronista parlamentario, publicó en 1970 una recopilación de sus artículos en “Celtiberia Show”, la hilarante sección de la recordada revista Triunfo.  En ella podía encontrarse “un escaparate en el que se muestran las hazañas, andanzas, milagros, gracias, desgracias, ocios y negocios de los celtíberos de nuestros días”. 
Y entre esas páginas, concretamente en la 103 se halla una curiosa felicitación navideña proveniente de Villena:

 “El conserje del cementerio de Villena les desea unas felices Pascuas de Navidad y Año Nuevo, y al mismo tiempo una larga vida, si necesita de mi piadoso servicio; y en Navidad y en el año que empieza, felicidad y prosperidad.
El Conserje, F.S. Ramos.  Villena, diciembre.”

Poco más se puede añadir, salvo sumarnos al deseo del abnegado trabajador: felicidad y prosperidad y, si el año que viene nos necesitan, que estemos en condiciones de corresponderles.

JUAN ÁNGEL CONCA