>

Fue a finales del año 1900, apenas unos meses antes de empezar el siglo XX, cuando el ministro de Agricultura y Obras Públicas D. Rafael Gasset y Chinchilla (1866 – 1927)visitó Sant Joan. Se convertía así en el primer ministro de la nación que acudía a nuestro pueblo en acto oficial. El motivo estaba íntimamente ligado a nuestro pueblo, puesto que aunque el acto principal se iba a realizar a muchos kilómetros, sus beneficios se podrían sentir en Sant Joan. El ministro acudía a Tibi a colocar la primera piedra del recrecimiento del Pantano que abastecía a la Huerta de Alicante.

Con el Real Decreto del 28 de agosto de 1900 se aprobaron las obras de recrecimiento del Pantano de Tibi, obra esencial, según se decía en aquel momento, para la supervivencia de la Huerta de Alicante. El objetivo de estas obras era elevar ocho metros el dique para poder casi duplicar sus 3.700.000 metros cúbicos que albergaba. Las obras estaban presupuestadas en 163.383,46 pesetas.

El 1 de octubre de 1900 el ministro D. Rafael Gasset, viaja a Alicante con el fin de inaugurar las obras. Es agasajado en cada pueblo por el que pasa el tren procedente de Madrid. Tras varias paradas, el tren-correo hace su entrada por fin en la estación de MZA de Alicante al son del Himno Nacional. Junto a las bandas de música del Cuartel de Benalúa, de Alicante y de Mutxamel (y al parecer también la de Sant Joan) se encuentran las autoridades alicantinas y centenares de vecinos que le acompañan hasta el antiguo Gobierno Civil donde recibiría entre otras a la corporación municipal de Sant Joan. Al día siguiente el ministro se traslada a Tibi a inaugurar las obras.
Gasset visita Sant Joan d’Alacant el 3 de octubre. Le recibe un pueblo entregado y con sus balcones engalanados. Al frente de la comitiva de recepción se encuentra la Corporación Municipal. Tras recibir a los ilustres visitantes se trasladan a la iglesia donde admiran la imagen del antiguo Cristo de la Paz marchando poco después a la finca O`Gorman (hoy Residencia de Tiempo Libre) donde D. Juan Maisonnave ofrece vino de su cosecha propia. El Senador D. Rafael Beltrán ofrecería un banquete en honor del ministro en su finca Abril. Gasset recibiría días después los títulos de Hijo Adoptivo de Alicante e Hijo Predilecto de la Provincia. El ministro afirmó que “en adelante como hasta aquí, seguiré prestando mi humilde ayuda a cuantos sus intereses legítimos puedan necesitar [los alicantinos]”

Pero la visita no estuvo exenta de polémica. Según los diarios, tras la visita a Sant Joan, Rafael Gasset mostró su sorpresa y malestar por el lamentable estado de las calles de nuestro pueblo, que tras las lluvias de días anteriores estaban totalmente embarradas, emanando además un olor nauseabundo similar al de una ciénaga. Estas declaraciones del ministro causarían un rifirrafe entre los diarios alicantinos La Opinión y El Graduador. Éste acusaba al alcalde de no haber adecentado las calles ante la visita del ministro. La Opinión se ponía del lado del alcalde de Sant Joan afirmando que bastantes dificultades tenía ya el pueblo con su exiguo presupuesto como para tener que adecentar al carretera, y que además era competencia del ingeniero jefe de obras públicas velar por el buen estado de la Carretera de Silla a Alicante que ofrecía (aquí coinciden ambos periódicos) un estado deplorable en todo su trazado. El Graduador contestaba que era competencia del alcalde impedir que las aguas sucias fueran arrojadas a la calle desde las ventanas.

Pero volviendo a nuestro homenajeado, Sant Joan le dedicó la Calle de San Antonio al ministro. Por desgracia no conservamos libros de plenos de esa época y no sabemos ni la fecha ni el motivo exacto. La Opinión del 4 de octubre de 1900 menciona que, tras la visita de Gasset, todos los pueblos del distrito de Dénia aprobaron rotular una calle con el nombre del ministro puesto que éste se había comprometido a llevar a cabo todas las obras públicas que habían solicitado los alcaldes. Todo esto nos hace creer que la rotulación de la calle de nuestro pueblo se produjo por estas fechas. Rafael Gasset también consiguió el ensanchamiento de la entrada a la vía pública que llevó su nombre. La calle recuperaría su nombre tradicional en 1939 tras la victoria franquista.

Publicado en el Boletín LLOIXA de Sant Joan d’Alacant número 117 (marzo de 2009)