>La Sucursal del Banco de España en Alicante inicia sus operaciones el 22 de agosto de 1858, dos años después de establecerse un sistema de pluralidad de bancos de emisión. La primera sede se sitúa en la casa del Pasaje de Amérigo, en la calle de la Princesa, hoy de Altamira. Estas instalaciones se alquilan por 30.000 reales anuales.

La Rambla de Méndez Nuñez

El segundo domicilio de la sucursal, ya en régimen de propiedad, es en La Rambla, esquina a la plaza del Portal de Elche, uniéndose más tarde con el contiguo edificio de la calle Bilbao número 1.

La tercera sede y actual, se construyó en el solar donde se ubicaba el convento de las Capuchinas en La Rambla número 31 y fue inaugurada el 27 de junio de 1947.
Fachada principal y lateral del edificio

El edificio actual de la sucursal de Alicante, de estilo casticista, se proyecta en los últimos meses de la II República, aunque no comienza su construcción hasta 1943, finalizada la Guerra Civil. Las obras terminan en 1945, demorándose su inauguración hasta el 27 de junio de 1947.
En esta obra del arquitecto del Banco de España D. José Yarnoz Larrosa se dan cita las más genuinas reglas de composición académica, revestidas con la parafernalia de los lenguajes clásicos: órdenes jónicos y corintios puestos en escena, con piedra que destaca sobre paños de ladrillo rojo. El edificio esta cerrado en su parte trasera por un agradable jardín muy armonizado con el volumen principal.
La resolución del edificio como un compacto volumen exterior no da pistas del gran vacío con iluminación cenital que presenta el patio de operaciones, cubierto por un gran tragaluz de estilo modernista al que vierten los huecos de las plantas altas.

Detalle del capitel corintio de las pilastras con hojas de acanto

Vista con Live Maps del banco de España con el patio central y los jardines posteriores

Al entrar al interior del patio de operaciones nos llama la atención los vetustos mostradores de mármol de las cajas, donde se muestran varias piezas antiguas utilizadas por el Banco. En el centro de la vidriera destaca un gran escudo franquista de la España de los cuarenta que se refleja, al paso de la luz natural, en la sala principal.

Sección transversal del Banco de España de Alicante, donde se aprecian los semisótanos con las cámara acorazadas, y la planta de atención al público bajo el inmenso lucernario .

Fotos del interior del Banco presidido por el Águila de San Juan

Este estilo de construcción se repite al menos en otro edificio del Banco de España, en su sede de la vecina provincia de Albacete, donde también encontramos el tragaluz con el escudo nacional. El edificio, que hoy se encuentra en desuso, fue construido en 1935 y guarda gran similitud formal con el alicantino.

Interior del Banco de España de Albacete
Fotografía extraída del blog Fotos antiguas de Albacete, que realiza una labor similar a la que realiza Alicantevivo.

En otros edificios públicos se han retirado este tipo de vidrieras, trasladandose a museos y reemplazándose por el escudo actual, en otros casos se ha decidido preservarlos por formar parte del valor arquitectónico del propio edificio y de su identidad histórica, en este caso no es competencia local la interpretación de la Ley de Memoria Histórica, ni es mi intención el polemizar sobre ello, sino dar a conocer su existencia para los que, como yo, no solemos entrar a menudo en el Banco de España.