>

Salinas es un municipio de la comarca del Alto Vinalopó situado en el extremo occidental de la provincia, en las raíces meridionales de la sierra homónima.

 
Salinas desde la nueva ermita.
                          
La Sierra de Salinas se extiende sobre los términos municipales de Yecla, Pinoso, Monóvar, Villena y Salinas. Formada por un plegamiento de rocas calizas en el Cretáceo Inferior, físicamente constituye una continuación de las Sierras de Cazorla, Segura y Alcaraz formando con ellas una parte del Sistema pre-bético externo. El pico más elevado es La Capilla del Fraile (1237 m.) que junto con otros menores como El Calamote (739 m.) y numerosas lomas y “cabezos”, forman una línea  de unos 15 kms., que separa las dos vertientes. La oriental más abrupta,  donde se encuentra Salinas y su laguna, y la occidental que presenta formas más suaves y mayor extensión, englobando asentamientos humanos, zonas agrícolas y campos de cultivo.

 
 Sierra de Salinas desde la ermita nueva.

La presencia en esta sierra de abundantes nieblas, crean microclimas húmedos y esto da lugar a una vegetación típica de grado montano mediterráneo: coscoja, lentisco, romero, madroño, frondosos pinares, sobre todo de pino carrasco, encinas, robles, boj y matorral espinoso como el erizo o cojín de monja.
En cuanto a la fauna, destaca la abundancia de ciertos vertebrados como el conejo, jabalí, lirón careto, zorro y tejón. También encontramos un gran número de aves que aprovechan la sierra como refugio y que se alimentan en los campos de cultivo y en las orillas de la laguna
Desde los lugares más elevados de la sierra se pueden divisar las vecinas poblaciones de Villena, Salinas, Sax, Biar, en la provincia de Alicante, Yecla en la Región de Murcia y Caudete en la provincia de Albacete y en días de buena visibilidad la vista alcanza hasta el mar Mediterráneo.

Laguna desde las faldas de la Sierra de Salinas.

Pero sin duda lo que ha marcado y condicionado siempre la vida de los pobladores de Salinas, ha sido la existencia de la laguna, poco favorable al asentamiento en sus orillas, debido a su insalubridad.
Esta laguna de tipo endorreico es en realidad un lago de carácter salado, que se forma como cuenca en la que desembocan los cursos fluviales de la Sierra de Salinas (Barranco del Cura, Barranco Ancho y Barranco de la Reina) y del Alto de San Pedro (Rambla de Garrincho), entre otros. El lago en la actualidad permanece casi seco la mayor parte del año debido a la falta de lluvias y aporte hídrico de los citados cursos fluviales.
  
Sierra de Salinas desde la Laguna.

Entre la fauna observable en este humedal destacan algunas aves como perdices, gavilanes, aguiluchos, avocetas, águilas perdiceras, flamencos, cigüeñuelas, ratonero común, garzas… En cuanto a la flora, la comunidad dominante es la denominada Salicornetalia, siendo muy abundantes especies como la sosa alacranera o almajo, hierba salada, barrilla común, sosa fina, sosa sabonera o sapillo y sosa blanca. También destacan otras especies como el taray, siempreviva azul, juncos y carrizos.

Respecto a los asentamientos humanos, entre los siglos VIII y VII a. C. es cuando Salinas cobra gran importancia estratégica debido a estar situada en la ruta que permite el paso entre Andalucía y la Serranía de Cuenca, la riqueza de las tierras a la orilla de la laguna permiten el pastoreo, la extracción de sal, el cultivo de cereales y la producción de textiles sobre todo de esparto.
Sobre esta época encontramos los primeros asentamientos de fenicios y la penetración de una parte de la colonia asentada en el área de Callosa de Segura. Circunstancias conocidas, puesto que es sabido que escondían cacharrería de gran valor, que luego vendían a fenicios u orientales, este puede ser el caso del Tesoro de Villena, depósito de piezas de oro, plata y hierro.

Un importante núcleo poblacional íbero, correspondiente a la época del ibérico pleno (siglos V-IV a. C.) fue descubierto en las estribaciones de la sierra por José María Soler García en 1952, en un espolón de la sierra Altos de Don Pedro, conocido como El Puntal, a unos 3,5 km. del núcleo urbano.
La erosión del terreno y las acciones clandestinas, han castigado notablemente el lugar, con abandono de materiales y en la actualidad el yacimiento esta cubierto de vegetación.
Existen restos de estructuras defensivas, como una línea de muralla, restos de torres y de un torreón trapezoidal y un foso (plano). La estructura defensiva presenta paralelismos con la observada en la Bastida de Les Alcuses (Término Municipal de Mogente), poblado con el que El Puntal mantendría vínculos. También se observan restos de viviendas de planta cuadrada o rectangular. Se excavó además la necrópolis, hallándose ajuares de tipo aristocrático.
Entre los materiales hallados destacan vasijas de lujo importadas de origen ático (barniz negro y figuras rojas), del siglo IV a. C., indicativas de un activo comercio exterior, un ánfora púnica ebusitana, e ibéricas, cerámicas ibéricas pintadas (bandas y círculos), especialmente urnas, lebes y platos, cerámicas grises y de cocina, así como recipientes tipo cantimploras y decantadores. Se han identificado, además, pesas de telar (pondera), fusayolas, restos de armas de hierro como cuchillos (tumba 33) y puntas de lanza (tumba 29-30), manillas de escudo, útiles agrícolas, fíbulas anulares de bronce y otros materiales.
La romanización de Salinas comienza por el siglo III a. C. marcando el declive de la civilización íbera, la zona se despuebla, pero no pierde su interés agrícola, ya que existen indicios de algunas villas instaladas en las inmediaciones de la laguna.

Durante la Edad Media y tras la Reconquista, la población sufre los avatares de múltiples cambios de señoríos, hecho muy frecuente en la mayoría de los municipios de la provincia de Alicante.
Sobre los orígenes del pueblo actual, Pascual Madoz, nos refiere lo siguiente:

…La actual población empezó a fundarse en el año 1752 por haberse inundado en el anterior, el antiguo de Salinas, situado a 200 varas al SE del nuevo, en el hondo mismo que ocupan hoy las aguas de la laguna, en cuyo extremo septentrional existe todavía una torre de sólida construcción, circuida por un foco de 12 palmos de ancho y 8 de alto, la cual se conserva en buen estado a pesar de haber sido batida y cubierta por las aguas, cerca de un siglo…

Salinas es actualmente una localidad eminentemente agrícola, con gran variedad de cultivos tanto de secano como hortofrutícola, debido a la gran cantidad de acuíferos subterráneos del término En cuanto a las actividades derivadas directamente de la laguna, hasta el año 1950, todavía se extraían grandes cantidades de sal.
A partir de los años 70 del siglo pasado, se inició como en gran parte de la comarca, una industrialización basada en la fabricación de calzado y marroquinería. Nunca exento de crisis este sector, se decide en la década de los 90 promover polígonos industriales para la diversificación de los recursos y en los últimos años se produce un amplio movimiento de urbanización, que propicia un rápido aumento de la población, incrementándose las colonias de residentes tanto europeos como sudamericanos.

El eje vertebrador del municipio lo constituye la Plaza de España, que además de ser punto de encuentro de los vecinos, es donde se localizan el Ayuntamiento y la Iglesia Parroquial de San Antonio Abad. El entorno está configurado por una serie de calles rectilíneas, que en tiempos pasados albergaron algunos establecimientos de gran importancia para la población (cine-teatro, horno de vidrio…)
Entre los monumentos y lugares dignos de visitar, además de la laguna y la sierra, destacamos los siguientes:
 
Iglesia de San Antonio Abad.
                 
Su construcción se inició en 1755 siendo reconstruida en 1905 y 1922. Posee una sola nave de tres tramos cubierta por bóveda de cañón con lunetas y capillas laterales entre los contrafuertes. El entablado consta de un arquitrabe y entre el arquitrabe y la cornisa que sostiene el frontón rectangular, hay un friso decorado con motivos vegetales. Las columnas que sostienen el entablamiento y éste a su vez el frontón, son de mármol, sin estrías, apoyadas en una basa y capitel corintio, formado por hojas de acanto.
En el exterior destaca la torre campanario de sección cuadrada, añadida al edificio a principios del siglo XX y la cúpula sobre tambor del crucero, cubierta de tejas cerámicas sin vidriar.

 

Ermita de San Isidro Labrador
                
Con esta advocación existen actualmente en Salinas dos ermitas. La más antigua, actualmente semi-derruida con evidentes muestras de actos vandálicos, fue construida en terrenos particulares, y denegado el acceso a la misma, probablemente por las molestias que esto causaba a los propietarios.
En 1995, el Ayuntamiento decidió construir otra, algo alejada de la primera. Se trata de un edificio sencillo y pequeño con forma de prisma pentagonal con tejado a dos aguas y orientada al oeste en cuyo interior se conserva una imagen de bulto de San Isidro Labrador. Hasta esta ermita se celebra anualmente una romería el 15 de mayo, coincidiendo con la festividad del patrón de los labradores.





Ayuntamiento
                
Se trata de un edificio de dos plantas coronado por un campanario de estructura metálica bajo el cual se ubica el reloj. En la fachada, además de un amplio balcón, destacan el escudo del municipio sobre la puerta de acceso, un bajorrelieve con la fecha de habilitación del edificio como Casa Consistorial, un mosaico representando el edificio con el nombre de la plaza y un arco que da paso a la calle del Horno del Vidrio. 

Auditorio Municipal

                 

De reciente construcción, se encuentra ubicado en el extremo sur de la población, aledaño a una serie de naves industriales.

 Parque de La Rana
                 
Paralelo a la carretera que desde Sax llega hasta Salinas, dispone de una considerable arboleda siendo su máximo representante un eucalipto de unos 70 años de edad, con una altura de 29 metros, diámetro de copa de 28 y un perímetro a la altura de 1,3 metros de 6,8.
Sirve de complemento a este parque un bar-restaurante, donde los amantes de la gastronomía pueden disfrutar de cocina tradicional, almuerzos, tapas y menú diario, todo ello a un precio muy asequible. 

Casa Calpena
                
Se trata de un antiguo palacete destruido durante la Guerra Civil Española y rehabilitado por el Ayuntamiento en 1998 como casa de actividades recreativas y culturas. La finca cuenta con una superficie de 16.000 m² dotada de piscina, pista polideportiva y parque infantil. En el interior de la casa se ha reproducido la construcción original y dispone de ocho habitaciones, con baño y aseo, salón de reuniones, comedor y cocina.
Su emplazamiento frente a La Laguna permite disfrutar de bellos paisajes enmarcados por la Sierra de Salinas.

Refugio Los Castillos.
Un antiguo pozo de extracción de agua del IRIDA, transformado en la actualidad en refugio. Está ubicado en una finca del Ayuntamiento y gestionado por el Centro Excursionista de Salinas. Cuenta con capacidad para seis personas, dispone de aseos, agua potable y luz a partir de energía solar. En el exterior, donde se permite la acampada, existen mesas, bancos y alguna cabaña. En la finca se ha realizado una repoblación de pinos y plantas aromáticas.


  
 Avenida de la Libertad
                  

Calle Antonio Machado
                        
   
 Calle Colón

  
Calle Horno del Vidrio

 
Calle Pintor Juan Gabriel Barceló

 
 Calle La Rambla

 
Calle Pintor Juan Gabriel Barceló

   
Calle Poeta Miguel Hernández

 
Calle Sol y Callejón Tía Dolores
  
 Pasaje del Ayuntamiento
 
Plaza de San Isidro

                                               
Por lo que respecta a actividades de senderismo, en el ámbito de Salinas concurren tres rutas:

PR-CV 159. Desde El Plano (Sax) bordeando la parte norte de la Sierra de Cabreras, el sendero nos permite contemplar el Barranco de los Alaínes, hasta llegar a Salinas. A la salida de Salinas, el sendero nos lleva cuesta arriba hacia los Castillos, entre almendros y plantas aromáticas. Los últimos 4 kilómetros son de mayor dificultad pasando cerca de los 1042 metros del Caire, donde podemos contemplar una hermosa vista de la cresta de la Sierra de Salinas, La Laguna y parte de la comarca. Los últimos 2 kilómetros del recorrido son un descenso agradecido hasta la finca Peña Sol.
Recorrido: 27,5 km.
Tiempo: 7 h.
Dificultad: Media.
PR-CV 25. Desde el Parque de La Rana y bordeando toda La Laguna por el noroeste adentramos nuestros pasos por el Camino de Cámara, hasta las inmediaciones de su cumbre, donde se encuentran dos bifurcaciones. Una hacia la Casa Colorada y otra hacia Los Corrales y La Melva, todo ello en el término de Elda.
Recorrido: 27,5 km.
Tiempo: 7h.
Dificultad: Media.
                 
PR-CV 165. Transcurre íntegramente por el término de Salinas y se inicia en el punto Km. 6,5 de la carretera de Salinas a Monóvar. En su parte más abrupta nos conduce al Alto de Don Pedro (868 mts) para desde allí ir cuesta abajo hasta la Casa de las Fontanas, atravesando el Barranco de Garrincho y terminando con una suave subida hasta la Ermita nueva de San Isidro.
Recorrido: 10 km.
Tiempo: 3 h 30´
Dificultad: Media


Fuentes:  

Wikipedia
Diccionario geográfico-estadístico-histórico. Pascual Madoz
Las ermitas de la provincia de Alicante. Ramón Candelas Orgilés
Mi pueblo Salinas
Ayuntamiento de Salinas

Fotografía:  
Manolo Serrano (16 y 17 de marzo de 2009)

Manolo Serrano