>

Nuestro artículo, tal y como aparece en la edición impresa del Diario Que. Podéis verlo en ESTE enlace

El “FGL Alicante”, del que hablamos a continuación

                                         
Antes de la comercialización en España del popular SEAT 600 (también conocido popularmente como “Seiscientos” o “Pelotilla”), existieron unos pequeños vehículos apodados  “Microcoches”; es decir, la mínima expresión del automóvil utilitario. Por supuesto, no tenían nada que ver  con el turismo que el gran fabricante español SEAT (Sociedad Española de Automoviles de Turismo) fabricó entre los años 1957 y 1973 y que se puso a la venta en nuestro país por el precio de 73.500 pesetas de la época (unos 24.000 euros en términos actuales).

 
Un Seat 600 en Eslovenia. Extraída de Seiscientos

                  

Hay que pensar que tras la Guerra Civil el parque móvil español estaba devastado y que hasta la implantación de FASA-Renault, Citroën Hispania y SEAT los coches que circulaban por nuestras ciudades eran reliquias de la automoción. Importar coches era algo prácticamente imposible y sólo a disposición de jefazos del Régimen y de la alta burguesía.

 
Madrid, calle de Alcalá esquina a calle de Sevilla, el 29 de marzo de 1939; y parece evidente que el “3HC” acababa de cambiar de bando. Extraída de la web “Camiones Clásicos”

Y qué decir de los camiones… la inmensa mayoría eran veteranos de la Guerra Civil remendados e injertados. Incluso era frecuente ver los famosos camiones soviéticos enviados por Rusia a la República durante la guerra. Estos trastos conocidos popularmente como “Los 3 Hermanos Comunistas” por sus siglas cirílicas semejantes a “3HC” aguantaron hasta los años 60 llevando en sus entrañas los motores “dieselizados” por D. Eduardo Barreiros.

 
  
Steve Urkel y Laura Winslow en el Isetta 
                                     
Uno de los momentos estelares de la historia de la televisión.

                      
De los citados “Microcoches”, el más famoso fue el Biscúter,  fabricado por Autonacional y que fue ideado por el francés Gabriel Voisin. Le acompañaban por las carreteras otros modelos fabricados en España como el italiano Iso-Isetta (famoso por la serie de televisión “Cosas de Casa” y el personaje Steve Urkel), el alemán Goggomóvil o el castizo y bonito PTV. Todos ellos morirían aplastados fulminantemente por ese pequeño gran coche que fue el SEAT 600.

El Iso Isetta

 
  
El Biscúter; 1961. Fotografía de Amaia Otegui


Isard Goggomobil sedán

 
PTV


Pero algunos atrevidos españoles osaron construirse sus propios microoches. Este fue el caso de D. Francisco Gómez López, de Almoradí, que ni corto ni perezoso se fabricó su propio automóvil al que bautizó como “FGL ALICANTE”

Al parecer el Sr. Gómez tenía estudios de mecánica y electricidad y poseía una tienda de recambios de automoción en Almoradí. No se lo pensó dos veces y comenzó a fabricarse su coche en febrero de 1958. El coche consta de un chasis tubular al que se le fueron aplicando piezas de modelos como Ford o Peugeot que podían adquirirse “fácilmente” en España. El motor fue adquirido un año después a Industrias Reunidas Españolas S.A. (IRESA). Veamos algunos datos técnicos del Alicante:

   

Matrícula: A-35685
Motor: Iresa de 2 Tiempos
Cilindrada: 197 cc
Cilindros: 1
Potencia: 8,5 HP
Peso: 250 kg
Marchas: 3
Frenos: de cable
Inst. eléctrica: 6 voltios
Plazas: 2
Velocidad máxima:

               

                 
Tras dos años de trámites y papeleo el Alicante quedó definitivamente matriculado el 14 de febrero de 1961. Como vemos el coche es una especie de minideportivo descapotable color azul y con tapicería blanca (¿a qué os recuerda?). El coche siguió en propiedad de la familia hasta que en 1977 el sobrino de D. Francisco lo adquirió y lo usó durante algún tiempo. A continuación el coche fue vendido a un compra-venta de la zona, D. Francisco Espinosa Mora. Tras su restauración debutó en la Vuitena Trobada de Microcotxes de Manresa en 2001.
Poco después Bruce Weiner adquirió el Alicante y se lo llevó al otro lado del charco. Más concretamente al “Bruce Weiner Microcar Museum” de Madison, Georgia.

Es decir que el Alicante está en…….. ESTADOS UNIDOS.

Si alguien sabe algo más sobre este “microcoche alicantino”, que no dude en decírnoslo. Aún así, no nos negarán que siendo un coche “casero”, tuvo a sus espaldas miles de kilómetros y el privilegio de cruzar el charco, algo que nunca harían muchos de sus predecesores


ASOCIACIÓN CULTURAL ALICANTE VIVO