>

Corría el año 1930. Tras la dimisión y muerte del Dictador Miguel Primo de Rivera, la monarquía española se tambaleaba peligrosamente. En nuestra ciudad, la máxima autoridad municipal era el General D. Florentino de Elizaicin y España que llevaba dos meses ostentando la alcaldía de la ciudad.

Una vez caída (o suicidada) la Dictadura, D. Gonzalo Mengual Segura (1878 -1953) accede a la alcaldía de Alicante el 23 de abril de 1930, siendo nombrado a dedo por una Real Orden. No era la primera vez que Mengual pisaba el Salón de Plenos. Había sido regidor del Ayuntamiento por el Partido Liberal durante la legislatura de 1911 a 1914. Mengual era médico especializado en oftalmología y entre otros cargos ostentó la presidencia de la Liga de la Moralidad Pública y la Presidencia de la Caja de Ahorros de Alicante.

Su nombramiento no fue bien recibido por las filas republicanas que protestaron por la forma en la que había sido escogido, obviando el acuerdo por el que el alcalde debía salir del seno de la corporación y no ser ajena a ella. Por ello Guardiola Ortiz, Oarrichena, Alano, Ramos, Pobil, López González y Ribelles abandonaron el Salón de Plenos dejando plantados al Gobernador Civil D. Rafael Gil, al nuevo alcalde y al resto de regidores.

Gonzalo Mengual, tras anunciar que no poseía proyecto alguno para gobernar la ciudad y que simplemente aspiraba a ser un buen administrador lanzó una loa a la libertad: «Oh, libertad, hermosa libertad que te sonrojas con razón, al ver nombrado un alcalde de real orden. Triste paradoja que me hace ver que, para ser libre como alcalde, para poder ser para todo un pueblo y no para servir los intereses de un partido, ha sido preciso ser nombrado por un régimen de excepción».

Durante su mandato se inauguró el Monumento al Doctor Rico (mayo 1930), el Hospital Provincial (hoy MARQ) (marzo 1931) y se recibió la noticia de que el Estado sufragaba el nuevo edificio del Gobierno Militar de la Avenida de Zorrilla (hoy Constitución). Además, de manos de D. Juan Vidal Ramos, se procedió a realizar diversas reformas en el Camarín de la Santa Faz.

En noviembre de 1930 se sublevan los militares de Jaca declarándose en Alicante el Estado de Guerra y suspendiéndose temporalmente las libertades. Poco antes de proclamarse la II República sería sustituido por D. Ricardo Pascual del Pobil y Chicheri. En las elecciones del 12 de abril de 1931 los monárquicos sólo conseguían 10 de los 39 concejales electos. Era el fin de la monarquía de Alfonso XIII y el inicio de la II República con D. Lorenzo Carbonell al mando del Ayuntamiento.

Durante la República, Mengual fue dirigente de la Derecha Regional Agraria (DRA) y sería detenido en 1932 acusado de participar en el Golpe de Estado del General Sanjurjo.

El alcalde Gonzalo Mengual Segura tiene calle dedicada en las proximidades del Montemar.

Fuentes:
– Diario Información. Sección La Gatera. Enrique Cerdán Tato
– “Alicante, sus calles antiguas y modernas” de Gonzalo Vidal Tur, 1974.
– “Crónica de Alicante, Tomo 1” de Enrique Cutillas Bernal, 2003.