>

                        
Estimados amigos:
Precisamente la otra tarde estuve en la “Sede de la Universidad”, en la presentación del libro “Relatos de una Ciudad Dormida”, y me acordé del Sr. Pomares (Sargento “Moquillo”).
Actualmente, los alicantinos tenemos el Parque Infantil de Tráfico de la Antigua Cochera de Tranvías, en Babel. Si comparamos este lugar con el primitivo circuito del Parque del Doctor Rico, en la subida al Castillo de San Fernando (hoy, Parque Ruiz de Alda), parece que gana con creces el de Babel. Pienso que de rehabilitarse el Parque Infantil del Castillo de San Fernando, para usarse como usamos el de la antigua cochera de tranvías, no compensaría para usarse como el que usamos ahora.
                          
Juan J. Amores, miembro del blog y vecino cercano a la zona y “usuario” de sus instalaciones, sabe que este lugar, por las tardes, se llena de chicos y de padres con bicicletas. Sin embargo, hoy en día, en la ubicación primitiva del parque difícilmente acudiría tanta gente. Por supuesto, ésto no debe ser excusa para que el Tossal no lo rehabiliten, pero si acaso, dejando las pistas como una zona más de juegos infantiles, con bicis particulares que allí se llevaran los chicos.
 
                  
En cualquier caso, cualquier actuación allí, debe ser parte de una actuación global, no solo de lo que fué el Parque Inf. de Tráfico, sino del resto del Parque del Doctor Rico.
A los agentes municipales de policía nos honra seguir con la tarea que a los nacidos entre 1950 y 1970 nos queda en la memoria: lo que el Sr. Pomares hacía con nosotros; muchas veces, en momentos de desánimo
-¿Tú crees, Miguel, que esto que hacemos aquí en el Parque, tiene futuro?
-¡Claro que tiene futuro: ¿es que no te acuerdas de cuando íbamos, de críos, al Parque Infantil de Tráfico del Castillo de San Fernando?

Y sí: me acuerdo de cuando yo era crío e iba al Parque.
                        

 Luis NAVARRO-ALCARAZ.