>

 
             
Como bien dice el Diario Información en su edición de hoy, los vecinos del barrio de Santa Cruz han alertado de otra nueva grieta, de unos 25 centímetros de anchura, que se abrió de repente en la muralla del Castillo de Santa Bárbara. La Policía Local procedió a cortar la calle de subida y precintar una de las viviendas, en las que no reside actualmente nadie, mientras Bomberos, técnicos municipales y de la obra que se está llevando a cabo en el Portón inspeccionaban la zona para determinar los riesgos. Todos ellos concluyeron que no existía peligro para las viviendas, pero los residentes no se sienten tranquilos. Y es que la gran fisura se ha formado dos meses después de que aparecieran las primeras y se desprendiera una pequeña parte de la ladera del Benacantil formada por material de relleno.

                        

                                      
Los vecinos no tienen dudas al apuntar a las obras que se realizan en la zona del Portón para la construcción de un aparcamiento como principal causa de la abertura en el muro, la mayor hasta ahora.

               

Aquí os adjunto unas fotografías para que veáis el tamaño y la evolución de dicha grieta.
                 

 
  
 

MA TE